My Blog

Nicandro, 12 años después

Nicandro Puente trabajó bajo la incidencia social y su propio contexto histórico haciendo un esfuerzo predominante por modificar la escena urbana y empleando al arte como motor de cambio. El pasar del tiempo nunca fue un tema que le inquietara y por lo mismo jamás creyó que le detendría su andar aquél agosto de 2005 cuando apenas tenía 52 años.

 

Sensible a la problemática social y firme instigador de las interrogantes existenciales del individuo, abordó en su obra temas tan vigentes que hoy podemos ver reflejados en cualquiera de sus “Rostros de la Angustia”, al quedar mudos intentando encontrar respuesta a tantas de sus inquietudes sobre la fragmentación de identidad, la reconstrucción urgente del tejido social, el avance tecnológico y la consignación del extravío del hombre contemporáneo, entre otras tantas interrogantes que se encuentran, bajo una genuina sutileza estética, entre el color y la forma de la obra.

 

Los murales que realizó se ven agotados por las inclemencias, enfrentando los retos del tiempo y el olvido. Al frente de la Red Urbana de Muralismo Comunitario, Puente realizó los murales “Tlatelolco, raíz y expresión de México” (1998), “Homenaje a la mujer” (1999), “1985 Sismo y resurrección” (2000) que nos llevan a inspeccionar su cosmogonía creativa.  El apreciar su estado actual nos exige sumarnos a la búsqueda de una solución para la recuperación de estas piezas de gran formato y símbolos de identidad para ya varias generaciones.

 

Así pues, adicional a dar vigencia a la obra, esta exposición tiene como fin recaudar fondos para financiar los procesos de conservación del acervo del artista y para iniciar gestiones para la recuperación de los murales. Estamos convencidos de que es imposible dejar que se pierdan ante una ignominiosa inactividad y solo mirar con rostro de angustia como se diluye en el tiempo.

 

Emmanuel Razo

Emmanuel RazoNicandro, 12 años después

Related Posts